26/5/13

Crónica de la XVII Marcha Cicloturista Internacional "SIerras de Moratalla"


Son las ocho de la mañana y se están agolpando los ciclistas a retirar los dorsales en el Pabellón Julio Cardozo de Moratalla, donde comparten saludos, tertulias y algún dulce que la organización ha puesto para desayunar, si alguien quiere tomar antes de iniciar la marcha.

En el arco de salida ya está casi todo preparado para que los ciclistas se vayan acercando y preparando para tomar la salida a la XVII edición de la marcha Cicloturista Internacional “Sierras de Moratalla”. Ahí es poco una prueba consolidada dentro del calendario nacional y a la que hacían referencia algunos corredores.
La organización tenía preparado todo, ambulancias, protección civil, policía local, Guardia Civil de tráfico, voluntarios motorizados, avituallamientos, hospital de campaña, etc., etc...

Ciclistas llegados de la Región de Murcia,
provincia de Alicante, Valencia, Albacete, Mallorca, Zaragoza, Almería, Málaga, Granada e incluso dos corredores venidos de Inglaterra, en total había inscritos alrededor de 600 amantes de la bicicleta de 152 clubs distintos.

El protocolo  rutinario en el punto de salida haciendo los honores de cortar la cinta, El Sr. Alcalde de Moratalla D. Antonio García, junto con los concejales de Deportes y Cultura Juan Antonio López y Juana María Blázquez, por parte del Club Ciclista estaban Fernando Fernández y Francisco Martínez. Se pone todo en marcha y la multitudinaria serpiente de colores callejea unos instantes por las calles del pueblo ante la atenta mirada de sus vecinos.

En la salida tenemos a dos ciclistas profesionales como al local Adrián López Garrido que milita en el equipo portugués Radio Popular Onda y el Caravaqueño Fran García Rus del GSport de Valencia, donde tienen la gentileza de no competirla e ir charlando con los demás compañeros.

Todo el pelotón va agrupado aprovechando estos primeros km de bajada en dirección “Ulea”, así marchan hasta la vecina localidad de Caravaca de la Cruz, donde al salir de ésta ya se comienzan a calentar las piernas con la subida al “caracolillo” y el pelotón se va dividiendo en dos grupos, uno grande de alrededor de 300 ciclistas, varios pequeños detrás y otro  de unos 150 corredores un poco descolgados más atrás. Se entra de nuevo a Moratalla para iniciar el primer ascenso serio como es el “Collao los Álamos” donde ya se va notando quien son los espadas y quien ha venido hacer una carrera seria, a mitad del puerto se rompe el pelotón y quedan tres grupos en cabeza, uno de siete ciclistas, a unos 30 segundos nueve ciclistas, y un poco más atrás un grupo más grande de veinte corredores.









Al llegar a El Sabinar se neutraliza el primer grupo con el segundo, pero esto va a durar poco y en la subida a “la Fuente la Sabina”, rompe con un tremendo golpe de pedal el pelotón de cabeza el corredor Ángel Plaza Monteagudo, con el dorsal 22, al que le sigue un pelín más atrás el ciclista Carlos Lorente García (288), donde inician juntos una escapada, que va a protagonizar toda la carrera. Bajan el puerto de Letur con una velocidad vertiginosa donde se van dando relevos y van distanciando a sus seguidores cada vez más hasta llegar a los 2 minutos 30 segundos de distancia a la llegada a Socovos.


                                                   

Se pasa ésta localidad Albaceteña con un ritmo desbocado y donde todos nos preguntamos si estos dos ciclistas son profesionales o lo están dando todo por ser los protagonistas de la carrera. Más adelante se verá si es así o no. Entran a la carretera de Benizar donde la subida continua que tiene presagia que algo puede pasar, y así fue, Ángel Plaza da otro golpe de pedal al que no pude seguirle su compañero de fuga Carlos Lorente, y comienza en solitario el puerto más duro de la prueba “el alto de Benizar”. No sé si este aficionado a la bicicleta recordará la subida de éste puerto, pero les aseguro que un servidor si lo hará, con una ritmo constante de unos 20 ó 25 km/h, sin levantarse del sillín, sin un mal gesto de cansancio y pedaladas que cada vez hacían soñar más el triunfo de la prueba. Sus  inmediatos perseguidores, poco a poco distanciándose más, hasta llegar a los 7 minutos  con respecto al segundo en la subida al alto de San Juan de vuelta hacia  Moratalla.
                                               

Llega a Béjar, hecha una mirada hacia atrás y no ve a nadie que le persiga, porque tampoco se pude fiar del tiempo que le saque al segundo, una vez que sube el puerto de la “Pava” y todo lo que queda es descenso, hecha una sonrisa y alivio al ver que la prueba es suya,  un triunfo merecido, una victoria memorable, una escapada de prácticamente 100 km a un ritmo medio de 35,70 km/h. No sé si habrá una gesta como ésta en las memorias de las XVI pruebas anteriores, pero creo que protagonizada por  un ciclista aficionado no.
                                                   

Ángel Plaza Monteagudo  de 34 años y de Albacete se proclama vencedor de la XVII prueba Cicloturista Internacional “Sierras de Moratalla” con un tiempo de 4:49:06, y donde comenta que ha regulado muy bien en los puertos y el viento le ha ayudado empujándole y donde asegura que la distancia y dureza de esta prueba le va muy bien, donde hace dos años quedó cuarto en la general y primero de su categoría. Vencedor  hace dos años de la prueba de Carlos Sastre, en los primeros puestos de la de Perico Delgado.  En segunda posición entró Marcos Sánchez Mateos (4:58:41) y en tercer lugar Jose María Vallejos Martínez (5:00:18).

En el cuadro femenino entra en primer lugar Mónica Belda Canto con un tiempo de 6:23:42 seguida de Luz Acarreta Pelayo con 6:31:05 y en tercer lugar Loli López Ruiz con 6:33:18.

En cuanto a los corredores locales destacar los buenos tiempos que realizaron los cinco ciclistas que entraron en meta, haciéndolo en primer lugar Miguel Cabezos Tudela con 5:51:20 seguido de Diego Miguel Sánchez Martínez (5:51:32), Antonio Martínez Cameo (5:54:44), Manuel Álvarez Moreno (6:08:35) y de Juan Antonio Cantero Sánchez (7:12:51).

Al finalizar la prueba todos los ciclistas tenían sus famosos macarrones  esperándoles para ser merecidamente comidos, además de un nutrido avituallamiento de fruta dulces y bebidas. En líneas generales la prueba discurrió con una gran fluidez, sin incidentes ni percances, la organización estuvo muy bien gestionada y no falló en nada, quizás por su veteranía o responsabilidad, pero hay que quitarse el sombrero ante esta prueba que cada año hace más méritos por estar a la altura, mantener los primeros puestos de cicloturistas de España, tener el caché que se merece y  seguir trayendo grandes aficionados y profesionales de la bicicleta  a Moratalla, el noroeste murciano y la Región de Murcia.



2 comentarios:

  1. Anónimo28/5/13 7:57

    Me encanta esta crónica enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu felicitacion, siempre intento de hacer y escribir lo que veo. Aunque siempre hay que mejorar.

      Eliminar